Estas son las comisiones bancarias que ya no pagarías por iniciativa de Morena

Ricardo Monreal, líder de la bancada de Morena en el Senado, presentará un proyecto de decreto que eliminaría una serie de comisiones que los cuentahabientes pagan a los bancos en México.

Para Monreal, el cobro de ciertas comisiones bancarias es un “excesivo abuso”. De hecho, según datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), en América Latina, México es el tercer lugar de los países que mayor recaudación obtienen los bancos por dichas comisiones.

De acuerdo con la propuesta del partido Morena, el 30 por ciento de los ingresos de la banca mexicana los obtiene por las comisiones. Por mencionar un ejemplo de las ganancias obtenidas por las comisiones: en el 2017 se obtuvieron 108 mil millones de pesos, un crecimiento del 8 por ciento con respecto del 2016.

El objetivo de la propuesta morenista es modificar la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros y la Ley de Instituciones de Crédito.

Según información de El Financiero, el impacto de la noticia fue tal que las acciones de la Bolsa Mexicana de Valores cayeron más de 9 por ciento.

Las comisiones que ya no pagarían los cuentahabientes de aprobarse la propuesta de Morena son:

  • Por recepción de pagos de clientes o usuarios de créditos otorgados por otras entidades financieras.
  • Por consulta de saldo en ventanilla.
  • Por depósito de cheque para abono en una cuenta, que sea devuelto o rechazado.
  • Por consulta de saldo y retiro de efectivo en cajeros automáticos internos.
  • Por no facturar un monto mínimo a comercios que hacen uso del producto de terminal de punto de venta.
  • Por reposición de plásticos bancarios, ya sea por robo o extravío.
  • Por emisión del estado de cuenta adicional o por la impresión de movimientos.
  • Por aclaraciones improcedentes de la cuenta del usuario derivados de movimientos o cargos no reconocidos.
  • Por disposición de crédito en efectivo.
  • Por anualidades correspondientes a las tarjetas de crédito.
  • Por solicitud de estados de cuenta anteriores, ya sea en sucursales o vía telefónica.
  • Por transferencias de dinero a otros bancos, sin importar si la operación se realiza con éxito o no.
  • Por adquisición o administración de dispositivos de seguridad para la producción y utilización de contraseñas de uso único.
  • Por mantenimiento de un saldo mínimo para evitar el cobro por el manejo de cuenta o membresía.
  • Por cobro de cheques de caja, girado y certificado.

Con información de El Financiero

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *