LA REBELIÓN EN LA GRANJA LA OPERÓ EL ENANO FARSANTE

LaPiedraEnElZapato.

Carlos Narváez

Agravios pendientes, ambiciones personales, control politico, avaricia y mezquindad, fueron los detonantes y los motivos que generaron la primera confrontación entre los regidores y la presidente municipal de Solidaridad, Laura Beristain el pasado domingo.

Laura Beristain, se enfrentará a lo largo de su gobierno a dos sanguinarias tribus políticas que representan, dentro del cabildo, los intereses aviesos de Cristina Torres y Omar Sanchez Cutis. Ambos se sienten agraviados -en sus ambiciones personales-, por el triunfo y ascenso al poder de la Sra. Beristain.

Este entramado de complicidades que tiene el propósito de atarle las manos y dejarle poco margen para la operación política y financiera al nuevo gobierno, se fraguó desde una oficina gubernamental, y una parte de la operación fue financiada desde Bali.

Vamos por partes.

1.- Omar Sánchez Cutis, quería ser el candidato de Morena a la presidencia municipal de Solidaridad, pero su aspiración fue atajada por la decisión de Andrés Manuel Lopez Obrador de nombrar en su lugar a Laura Beristain, quien tenía mejores oportunidades de ganar, tal como finalmente se demostró.

Sánchez Cutis, se siente agraviado por la decisión de AMLO porque fue desplazado, pero ademas estuvo a punto de perder la Sindicatura cuando en campaña el PAN lo impugnó ante el IEQROO por “declarar con falsedad”, al duplicar cartas de residencia y vecindad tanto en el municipio de Benito Juarez y Solidaridad. El IEQROO resolvió bajarlo momentáneamente de la planilla.

Esta batalla jurídica la peleó solo y se sintió traicionado por Laura Beristain y Morena, quienes bajo su perspectiva lo dejaron a su suerte y lo sustituyeron por Marciano “Chano” Toledo. Finalmente el IEQROO determinó reintegrarlo.

2.- Con la venganza en su mente y dolido por el abandono pasado de Morena, Omar Sánchez fue presa fácil y carne de cañón para caer en la intriga de “la mafia en el poder” -en su versión local-, y liderar la rebelión de los regidores del pasado 30 de septiembre.

Fuentes morenistas aseguran que el ex regidor “priísta” Filiberto Martínez Méndez, se reunió con Omar Sánchez Cutis, en una oficina gubernamental para darle instrucciones y entregarle fuertes cantidades de dinero para la operación.

3.- No es la primera vez que Filiberto Martínez Méndez y Cristina Torres trabajan juntos para desestabilizar un gobierno municipal: lo hicieron con Gabriel Mendicuti y el propio ¡Carlos Joaquín González!

No es la primera vez que Filiberto Martínez Méndez cae en el ostracismo politico, hace años andaba como perro sin dueño, hasta que fue rescatado por Miguel “Ratón” Martín Azueta, quien en su trienio (1999-2002), lo incluyó en sus grupos de choque para reprimir a los colonos inconformes de la Colosio.

Filiberto Martínez Méndez y la en aquel entonces lideresa de colonia, Cristina Torres, comandaron grupos subversivos quienes fueron utilizados para desestabilizar los gobiernos municipales de Mendicuti y Joaquín González.

Esta asociación delictuosa ha sido permanente. Cuando Filiberto Martínez Méndez logró cumplir su sueño de ser presidente municipal de Solidaridad (2011-2013), nombra a Cristina Torres como Secretaria del Ayuntamiento en sustitución de Orlando Muñoz Gomez, quien presentó su renuncia al cargo de manera abrupta y en desacuerdo con la deshonestidad del Enano Farsante. Hasta hoy, sin embargo, se duda de esa ruptura.

Cristina Torres accedió al cargo de secretaria general a propuesta en el cabildo de Samaria Ángulo quien fungía como regidora.

Cristina Torres fue complice de Filiberto Martínez en el saqueo brutal a las arcas municipales de Solidaridad y el inmoral endeudamiento que aún hoy padecemos.

A lo largo de su campaña política y como presidente municipal, Cristina Torres se esmeró en limpiar la imagen y todo el cochinero que dejó el Enano Farsante, y se fue con todo para incriminar mediaticamente a Mauricio Gongora, a quien sistemáticamente y hasta el último día de su mandato culpó de sus desgracias y desaciertos como gobernante.

Filiberto hoy le devuelve el favor a Cristina Torres, intentando desacreditar y desestabilizar el gobierno de su acérrima enemiga, Laura Beristain.

4.- En este cuento existe mas de un villano. El regidor Martín de la Cruz, aliado de facto de Filiberto Martínez y Cristina Torres, se encargó de manera paralela de la “operación Bali” para abrirle la puerta del “control político” del reino al grupúsculo que por mas de 15 años ha saqueado al Estado de Quintana Roo.

Desde Bali, donde presuntamente reside el prófugo de la justicia, Román Quian, ex secretario de Gobierno de Roberto Borge, vino – dicen fuentes cercanas al PRI-, la linea y el financiamiento para que Don Martín propusiera a Walter Puc Novelo, como secretario general del Ayuntamiento de Solidaridad.

A Walter Puc, se le ha señalado en diversas notas periodísticas como prestanombres y socio de Román Quian. En el gobierno de Mauricio Gongora fungió como director de Planeación; hoy se le sigue un proceso para fincar responsabilidades ante la Auditoria Superior del Estado por generar un quebranto al erario por $865 mil 182 pesos.

Román Quian opera junto con Arturo Millet Reyes y Felipe Enriquez Hernández, compadre de EPN, la mafia agraria que tiene muchos intereses en Playa del Carmen. Además es socio de Roberto Borge y Felix González Canto. Román Quian fue financiador de todas las campañas políticas de sus socios Felix González Canto,(Gubernatura) Roberto Borge (Diputación Federal- Gubernatura) y Mauricio Gongora (Presidencia Municipal-Gubernatura).

En la primera batalla librada entre la presidente municipal, Laura Beristain y el Cabildo, ganó el regidor priísta Martín de la Cruz y Román Quian, que se hicieron del control político a través de Walter Puc.

Morena Quintana Roo se equivocó con Omar Sánchez Cutis. En su propósito de que Laura Beristain obtuviera la victoria y el poder en Solidaridad, negoció con este hombre que está lleno de avaricia y mezquindad. Quien seguramente volverá a dividir a los regidores morenistas y promoverá la confrontación.

Omar Sánchez Cutis, suspira la presidencia municipal en 2021.

Laura Beristain deberá entender que los morenistas que siguen ciegamente a Omar Sánchez Cutis no se sienten representados por ella, tendrá que buscar otros aliados, – convocar a los representantes de la sociedad civil sería una opción-, para llevar a buen puerto su gobierno y cumplirle a Andrés Manuel López Obrador y sobre todo al pueblo de Solidaridad que mantiene la ESPERANZA DE UN PLAYA DEL CARMEN EN ORDEN Y EN PAZ.

Foto:Archivo

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *