Acusan a dos modelos de intentar extorsionar con fotos y videos al hijo de Juan Gabriel

Dos modelos fueron acusadas en un tribunal de Miami de presunta conspiración para extorsionar a Iván Aguilera, hijo del reconocido cantante mexicano Juan Gabriel, con un video y fotos comprometedores. A cambio de no divulgarlas pedían unos $50,000.

Las autoridades presentaron cargos contra Brigith Dayana Gómez y Carolina del Carmen Roldán, arrestadas en marzo del 2017. Aguilera, quien acudió al FBI, les dijo a las mujeres que estaba dispuesto a pagar y con ello las atrajo a Miami, de acuerdo con el documento judicial del caso al que tuvo acceso el Nuevo Herald.

Las mujeres son de nacionalidad venezolana, según informó el periodista Javier Ceriani, quien cubrió el inicio del juicio la semana pasada para el programa de noticias sobre espectáculos Los Metiches Show de Los Ángeles.

Ryan R. Stranahan, agente especial del FBI, dijo en declaración jurada que la supuesta víctima recibió el 18 de febrero del 2017 un mensaje de texto en el que le anunciaban: “tenemos información interesante para ti, los medios, tu esposa y el hermano de tu esposa. Estamos negociando esta información con los medios, pero decidimos acudir a ti primero”.

“El asunto del video y de las fotos tuyas y de tu cuñado en Las Vegas son muy comprometedoras. Yo solo tengo parte, pero hay muchas más fotos y videos. ¿Vamos a negociar contigo o tú prefieres que lo hagamos con los medios?”, se indicó en uno de los mensajes de textos, de acuerdo con Stranahan.

Aguilera, quien estuvo esta semana en el tribunal, temió que la divulgación de ese material dañara su reputación y se comunicó con su abogado, quien se encargó de manejar las comunicaciones con las presuntas extorsionistas y en un momento dado pidió pruebas. Al revisar algunos de los videos y fotos, su cliente sintió que “su divulgación podría lastimar y dañar su reputación”.

Durante una audiencia en marzo del año pasado, las fotos fueron descritas como “apenas lascivas” y se detalló que en algunas había un grupo de personas festejando en lo que parece ser una limusina. En otras dos o tres imágenes hay una persona, que “ha sido identificada por el gobierno como la víctima” en calzoncillos largos tomándose una selfie.

La Fiscalía Federal arguyó en esa vista judicial que las fotos eran “sexualmente provocativas”.

En los documentos del caso también se mencionan las conversaciones que sostuvieron las acusadas junto con otras personas, identificadas como Emilia, Francia, Vielenys y Sandra, para presuntamente coordinar la extorsión desde principios de septiembre del 2016.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *